No hagas esto cuando tu novia te chotea

Mi enamorada que nunca fue novia me envió un texto:

Lo he estado pensando por mucho tiempo y creo que no estoy lista para continuar con nuestra relación. Me encantaría seguir como amigos, pero entenderé si no lo deseas.

Listo, entre secarse el cabello y aplicarse la crema antiarrugas se dio un tiempito para cortarme el amor. Y yo que por ella había blasfemado, quemado los templos, y destruido un par de oxfords Paul Evans pateando una pelota mojada para que su pequeño Lionel Messi practicara rabonas.

Lo bueno de ser choteado via texto es que le dejan a uno tiempo de respirar profundamente, lloriquear un rato, y pensar varias posibles respuestas antes de escoger la menos patética. Obviamente cruzó por mi mente pasarle su lista de defectos (de personalidad, y dejar de lado los físicos), decirle que a los 39 años ya he acumulado suficientes amigos y gracias pero no gracias, rogar por otra oportunidad, no contestar, etc. Al final le deseé buena suerte y corrí a Nordstrom a intercambiar el perfume que le compré por una correa para ahorcarme tipo Michael Hutchence.

Pero no quedaban correas de mi talla.

Después de dos o tres o cuatro días de saber con total certeza que la vida es de la putamadre para todos menos para mí y que el universo me ha seleccionado para joder, encontré una soga, no para ahorcar, sino para salir del pozo. Trepar con esfuerzo y llegar a la salida con más fuerza que nunca:

  • Ethos: por primera vez tomé el tiempo de sentarme a escribir el código de valores y honor que rige o debe regir el comportamiento de un cojudo en todo momento ("A man got to have a code", Omar Little)
  • Headspace: la meditación es entrenamiento anaeróbico para la mente. Instalé el app Headspace y ya voy 57 días de uso diario: 10 minutos por día, nada más. Recomiendo ver este video de Andy Puddicombe.
  • Kokoro Camp: el programa de entrenamiento más brutal para civiles. Lo más cercano a Hell Week de los Navy SEALs. Simplemente 50 horas seguidas de miles de planchas, burpees, barras, hipotermia en el Pacífico, correr, mover troncos, caminar 40 kilómetros cargando un saco de arena, y sobrevivir y saber que nada es imposible CSM!