Mientras tanto en Alemania...

Nuestro estimado Fresa siempre se desgarra el hígado trajinando en las calles de la apocalíptica capital del Perú. Nadie respeta las reglas, nos dice, pero algún día Lima será como Berlín.

O Berlín como Lima:

Se puede apreciar claramente a Jano al volante!