Love, Wes

Siempre hemos sido grandes admiradores de Wes Anderson. Admiradores de sus películas pero del mismo Wes no sabemos mucho. Quizá, si fuésemos más disciplinados, más inteligentes, más emprendedores (o menos ociosos, menos lentos, etc.), sabríamos siquiera alquito acerca del geniecillo de Houston.

Bueno, hoy, por accidente, encontramos esta carta de Wes a James L. Brooks en la que Wes agradece a James por haber escrito la introducción al guión de Rushmore.

La pregunta es: Wes Anderson ajusta su vida a la estética de sus películas? O acaso sus películas reflejan los aspectos cotidianos de la vida de Wes?

Wes