Un candidato a cojudo del año

Hemos estado pensando en qué personaje o qué episodio merecería ser galardonado como el cojudo o la cojudez del 2006. Aquí uno de los finalistas:

En el mes de septiembre (2006), Mediodiablo recibió un email de un tipo que estaba haciendo sus estudios en la misma escuela a la que nuestro querido fundador de cojudeces.com atendió. Al parecer había obtenido información de la base de datos de ex-alumnos y se había enterado de que hablaba español. El tipo (llamémoslo Juan) envió primero una breve nota a la que el Mediodiablo respondió ‘Juan, encantado de ayudarte, envíame tu currículum y después vemos qué podemos hacer’.

Este es el segundo email de la breve correspondencia, juzguen ustedes.

Hola 1/2d, Aquí te envío mi hoja de vida. Es importante que sepas lo muy interesado que estoy en trabajar para una empresa como Biocojudeces. Creo firmemente que tengo mucho que contribuir a Biocojudeces, puesto que soy cientifico de corazón, es lo que he hecho por muchos años, así que creo firmemente en el poder de la ciencia y su beneficio para la humanidad. La soluciones terapéuticas que Biocojudeces ha desarrollado son impresionantes en potencial y en-verga-dura, y me impacta mucho ver lo que las bases científicas presentes en Biocojudeces han conllevado a lograr en cuanto a medicinas contra enfermadades como el cancer, el alzheimer, y el parkinson.Ahora estoy a punto de culminar mis estudios de MBA muy satisfactoriamente, con el objetivo de combinar mis bases científicas con mis conocimientos empresariales para ayudar a crear en Biocojudeces el valor necesario, tanto para los pacientes a través de su recuperación pronta como para aquellos que invierten en la empresa y esperan alto retorno. Sé que esto se puede lograr con dedicación, trabajo en equipo, respeto y confianza por mis compañeros, y una mentalidad de mucho optimismo.Gracias de antemano por toda tu ayuda y colaboración.Juan.

Hemos alterado los nombres propios y una que otra área terapéutica para proteger la identidad del autor de tan brillante mensaje y también para protegernos de cualquier demanda legal.

Lo curioso es que, después de algunas semanas de haber mandado esta genialidad al tacho de basura, Mediodiablo recibió un tercer mensaje en el que Juan decía que se había enterado de que tenían un amigo común! ¿Adivinan quién?