“Yo visité Ganímedes” (Jashim)

Esta mañana de jueves, estuvimos conversando con nuestro gran amigo y asesor Jashim. Hablábamos de estupideces diversas, poker en la casa del terror, las figuras célebres que el colegio La Recoleta solía formar en el ayer y cómo el hoy es una espera ansiosa, una fútil e interminable adición de ceros (esta última frase copiada de Waking Life, película de Richard Linklater). En fin, hablábamos de esas cosas.

Luego pasamos a hablar de literatura, Jashim comentó que está leyendo un libro un poco cojudo pero cautivador. Compartió el inicio del libro con nosotros, y esa frase primera fue tan extraordinaria, que nos hizo recordar aquellos otros inicios que han quedado en la memoria:

"The sea is high again today, with a thrilling flush of wind. In the midst of Winter you can feel the inventions of Spring." (Justine, de Lawrence Durrell).

"Bastará decir que soy Juan Pablo Castel, el pintor que mató a María Iribarne" (El Túnel, de Ernesto Sabato).

"Pues sí: soy huésped de un sanatorio. Mi enfermero me observa, casi no me quita la vista de encima; porque en la puerta hay una mirilla; y el ojo de mi enfermero es de ese color castaño que no puede penetrar en mí, de ojos azules." (El Tambor de Hojalata, de Günter Grass).

"Hoy, mamá ha muerto. O tal vez ayer, no sé." (El Extranjero, de Albert Camus).

"I saw the best minds of my generation destroyed by madness..." (Howl, Allen Ginsberg).

La maravillosa frase inicial que nuestro asesor Jashim compartió es la siguiente:

“Los habitantes del planeta Ganímedes mantienen contacto con los terrícolas, entre ellos ‘Pepe’.”

Esta deliciosa frase es del libro titulado “Yo visité Ganímedes”, del peruano Yosip Ibrahim. Jashim, esperamos tus comentarios cuando termines con el libro .

Yo visite Ganimedes